«Ciutat morta», la infamia

«La reciente condena al asesino Rodrigo Lanza demuestra la evidente mentira que supuso «Ciutat Morta» y que Ada Colau utilizó como baza electoral en la precampaña de las elecciones municipales de 2015»

Hace unos días, tras la condena a 20 años de cárcel por el asesinato de Víctor Laínez por motivos ideológicos al antisistema Rodrigo Lanza, regresó a la actualidad aquel fatídico episodio del 4F relatado de forma sesgada en el documental «Ciutat Morta», y que fue galardonado con el premio Ciudad de Barcelona del Ayuntamiento de Barcelona en la categoría Audiovisuales del año 2014. Un documental que pone en duda las actuaciones policiales de la Guardia Urbana así como los procedimientos judiciales, intentando defender la inocencia del protagonista y asesino Rodrigo Lanza, responsable también de la pedrada que dejó tetrapléjico al agente de la Guardia Urbana, Juan José Salas. No es un documental, ni un relato. Estamos ante una infamia.

La reciente condena al asesino Rodrigo Lanza demuestra la evidente mentira que supuso «Ciutat Morta» y que Ada Colau utilizó como baza electoral en la precampaña de las elecciones municipales de 2015. Desde el Partido Popular ya conseguimos aprobar una propuesta por mayoría, en el pleno municipal de diciembre 2017, que pedía la anulación del premio, pero la alcaldesa Colau no ha tenido nunca interés en atender la petición o pronunciarse sobre el tema de Rodrigo Lanza y «Ciutat Morta» porque le incomoda.

El documental es una manipulación para atacar a la Guardia Urbana y usarlo con propósitos ideológicos y políticos, por eso Barcelona no puede premiar una mentira. Y por ello, tanto Colau como Pablo Iglesias, deberían pedir perdón a las familias de Laínez y Salas, por utilizar en su día con intereses partidistas las mentiras de Lanza sin respeto y de forma ideológica.

Además, es necesario condenar todo el daño causado y apoyar a las familias y amigos del vecino de Zaragoza Victor Laínez asesinado por Lanza, así como del agente de la Guardia Urbana Juan José Salas al que dejó herido gravemente y tetrapléjico aquel infame 4F. Reparemos en parte estos desgraciados episodios retirando el premio que concedió la ciudad de Barcelona al documental que pretende defender a un asesino.

 

Óscar Ramírez es concejal portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona

 

 

ABC, 19 DE OCTUBRE DE 2020

Imprimir