RSS
EMAIL
FACEBOOK
TWITTER

El PP es la casa de todos los catalanes y quiere ser gobierno en la Cataluña del futuro

Casado en Castelldefels

El PP es la casa de todos los catalanes y quiere ser gobierno en la Cataluña del futuro.

  • Aboga por una campaña en positivo, con propuestas y soluciones, y por cerrar las heridas abiertas por el proceso rupturista
  • Insta a los independentistas “a volver a las mesas de negociación” para abordar un nuevo sistema de financiación

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha afirmado este miércoles durante una visita a Castelldefels que su formación es un partido de gobierno y, como tal, “puede ser la casa de todos los catalanes, aunque hayan votado independentista y puedan sentirse traicionados”.

En declaraciones a los medios de comunicación tras recorrer las calles de este municipio barcelonés y visitar diferentes comercios de la zona, el dirigente popular ha señalado que el PP también quiere ser partido de Gobierno en Cataluña a partir del 21-D. “Lo es en el Gobierno de España y también quiere serlo en la Cataluña del futuro, porque tenemos la experiencia y porque queremos mirar hacia adelante”, ha declarado.

unnamed (1)“Queremos hablar de los síes, queremos decir que merece la pena mirar al futuro, que tenemos que coser esas heridas que han podido surgir por un proceso político rupturista y que el PP está dispuesto a hacerlo”, ha explicado el dirigente popular, al tiempo que ha hecho hincapié en que su partido hará una campaña en positivo “proponiendo soluciones y dejándonos de rifirrafes y de crispación”.

“Queremos mirar a los ojos a los catalanes y decirles, en primer lugar, que no están solos, y en segundo lugar que no nos importa lo que hubieran votado: el PP puede ser la casa de todos los catalanes, aunque hayan votado independentista”, ha añadido.

“A aquellas personas que nos miran y hayan podido pensar que hemos tenido declaraciones fuertes y que hemos sido poco comprensivos con los sentimientos que tenían”, ha continuado explicando, “queremos decirles que los entendemos, y que entendemos que Cataluña tiene que tener la mejor financiación, que Cataluña tiene que tener las mejores infraestructuras, y que tiene un cultura inmensa, que es una identidad que suma al resto de España”.

 Con estos mimbres, Casado ha apostado por que el proyecto para Cataluña a partir del 21-D sea un proyecto que se cimente sobre “la concordia y la unión”, para lo cual es esencial “dejar una cosa clara: ha tenido que venir el PP para convocar unas elecciones con todas las garantías, para poner freno a lo que era una agresión a los derechos, las libertades y a la Ley en Cataluña, y ahora tiene que ser el PP el que venga ahora a coser las heridas y esas fracturas sociales, económicas y políticas que ha causado el independentismo”.

“Y lo decimos mirando al futuro y con optimismo”, ha destacado, a la vez que ha solicitado que se ponga el foco en “lo importante”, es decir, “en hablar de las pensiones de los catalanes, de que los barracones en las escuelas ya no tienen que tener cabida, y de que vuelvan las 2.500 empresas que nunca se tuvieron que ir de Cataluña, porque Cataluña tiene que seguir siendo la comunidad más emprendedora, cosmopolita, europea y más próspera de España”.

 “EMPECEMOS A HABLAR ENTRE TODOS”

ACasado en Castelldefels preguntas de los medios, Casado ha recordado que “las conductas fuera de la ley tendrán las repercusiones penales que considere la Justicia”, al tiempo que hecho una nueva llamada al diálogo a los independentistas, instándoles “a volver a las mesas de negociación” para abordar, entre otras cuestiones, el nuevo sistema de financiación, algo para lo que será necesario el consenso y los apoyos del PSOE y los partidos independentistas.

“Negociemos un mejor sistema de financiación para Cataluña y para el resto de Comunidades Autónomas”, ha propuesto Casado, “mejoremos las pensiones, el pacto educativo y empecemos a hablar entre todos, y que se vaya a la Conferencia de Presidentes y a la Comisión de CCAA en el Senado”.

Casado ha pedido a los independentistas que aprendan de una vez la lección, puesto que si algo ha arrojado el proceso rupturista es que “no debemos cometer los errores que ya hemos visto”. “Es bueno que todos los partidos ofrezcamos soluciones, porque no se les puede seguir diciendo  a los catalanes que vamos a seguir metiéndonos en este mismo problema”, ha apostillado.

“Ahora toca reconstruir, coser, mirar hacia adelante y salir de este bucle, porque Cataluña merece la pena y es una tierra envidiable”, ha concluido, ya que “juntos somos mejores y necesitamos una Cataluña fuerte a partir del 21-D”.

Compártelo